Movimiento de Tierras: Qué es y cómo lo hacemos

Movimiento de Tierras: Qué es y cómo lo hacemos

El movimiento de tierras es un conjunto de acciones que se realizan para preparar el terreno antes de empezar la cimentación de cualquier obra.
Dentro del movimiento de tierras se engloban varias etapas como los trabajos de replanteo, despeje y desbroce, excavaciones y vaciados, cimentaciones, nivelados o desmontes.

Preparación del movimiento de tierra

Antes de empezar a realizar la excavación debemos planificar nuestra tarea de manera efectiva, ya que movemos maquinaria muy pesada que no es fácil de manipular, esto lo conseguimos con los trabajos de replanteo.

Después de planificar nuestras acciones, deberemos preparar el terreno para las excavaciones con el despeje y desbroce.

Trabajos de replanteo antes de las excavaciones

Gracias a una investigación anterior, conocemos la geotécnica y cartografía geológica del terreno. Excepto en terrenos de características que ya conocemos, el reconocimiento debe tener al menos dos sondeos mecánicos.
Si no realizamos este estudio geotécnico con precisión a la larga puede traernos grandes quebraderos de cabeza en la excavación y en cualquier proceso del movimiento de tierras, que después puede influir en la construcción de la obra.
Este estudio condiciona las decisiones a tomar en cuanto su diseño, desde las cimentaciones.

Este estudio conlleva el conocimiento de nuestro terreno, como de los colindantes. Debemos tener en cuenta los suministros de electricidad, telefonía, agua, gas o alcantarillado que existe y que edificios medianeros, aceras, bordillos o calzadas podemos encontrarnos.

¿Por qué necesitamos todo esto? Debemos preparar y planificar el movimiento de tierras desde el más mínimo detalle. Tenemos que proyectar los accesos de nuestra maquinaria y camiones. Al igual que debemos plantear donde construiremos las rampas para el transporte de residuos durante los procesos de vaciado. También es muy importante donde crearemos los vertederos, donde nos deshacemos de todos los residuos que sacamos en las etapas posteriores como basura, árboles o la tierra mala.

Preparamos el terreno para la excavación, despeje y desbroce.

Antes de empezar el movimiento de tierras y después de los trabajos de replanteo, pasaremos a la etapa de despeje y desbroce. En esta etapa nuestra actuación se realiza en la primera capa, a nivel de la superficie del terreno. Limpiamos obstáculos como arbustos, plantas, árboles, maleza o basura que pueda hallarse. Esta tarea se realiza en toda la superficie del terreno sobre el que la obra se asienta.

Esta operación, como todo nuestro trabajo, esta planificada en el estudio del que antes hemos hablado. En los planos de la operación se indican todos los obstáculos que podemos encontrarnos y que debemos eliminar. Poniendo ejemplos, los árboles que hay que eliminar para la operación vienen previamente indicados, así como todos los tocones y raíces con diámetro superior a 10 cm. Para extraerlos de forma adecuada, debemos excavar a una profundidad no menos de 50 cm por debajo de la rasante de la explanación.

Todos los deshechos los transportamos a los vertederos previamente planificados y construidos, incinerados o enterrados, dependiendo del caso y siempre cumpliendo las normas sobre incineraciones.

Siempre antes de comenzar con estos trabajos de limpieza y preparación del terreno debemos obtener los permisos necesarios para la tala de árboles y vertido de los productos sobrantes al vertedero autorizado.

Estas tareas determinan el comienzo de la obra y dan paso a las siguientes actividades de excavación y movimiento de tierras.

Excavaciones y vaciados, primeros pasos del movimiento de tierras.

La excavación se realiza a cielo abierto y de forma manual o mecánica. El objetivo de esta etapa es alcanzar la altura que necesitamos para comenzar la cimentación. El termino excavación, puede parecer que siempre conlleva hacer agujero en la tierra, pero no tiene porque ser así. Existen tres tipos de excavaciones, desmonte, vaciado y terraplenado.

Tipos de excavaciones: El desmonte

El desmonte consiste en eliminar todo tipo de tierras que queden por encima de la rasante del plano de arranque, es decir, por encima de nuestra línea imaginaria que donde necesitamos empezar a construir. Podemos eliminar montañas o pequeños montes que nos interrumpen y nos deforman nuestro terreno.

Tipos de excavaciones: El vaciado

Llamamos vaciado al proceso en el que nuestro plano de arranque se sitúa por debajo del terreno, con lo que tenemos que liminar la tierra para llegar al plano que necesitamos.

Tipos de excavaciones: El terraplenado

El último tipo de excavación que existe, es el proceso contrario totalmente al vaciado del terreno, el terraplenado. Cuando necesitamos que nuestra cimentación empiece por encima del nivel del terreno, tenemos que aumentar la altura del terreno, nivelándola hasta donde nos hace falta.

Excavaciones y vaciados en diferentes terrenos

Depende del terreno donde tenemos que realizar el movimiento de tierras, debemos actuar con diferentes procesos. No es lo mismo trabajar en un terreno arenoso que en terrenos rocosos.

Excavando en tierra

Debemos tener en cuenta características del terreno como la cohesión, densidad o compacidad, ya que estos factores influyen tanto en el rendimiento de nuestra maquinaria como en los trabajos posteriores.

Debemos tener en cuenta la profundidad, sección y altura, ya que así conoceremos con precisión que maquinaria debemos utilizar. Los trabajos en tierra por lo general se realizan por medios mecánicos y con la maquinaria adecuada.

Es muy importante que durante los trabajos de replanteo tengamos en cuenta donde ubicaremos las rampas para la salida y entrada de camiones, ya que normalmente se debe retirar una gran cantidad de tierra mala que deshecharemos en los vertederos que hemos creado.

La tierra siempre debe estar nivelada perfectamente, ya que rellenar lo que ya se ha retirado suele ser costoso.

Excavando en roca

Debemos tener en cuenta otros parámetros diferentes en este tipo de movimientos. Características de la roca como dureza, forma geológica o estratificación, ya que necesitaremos explosivos y debemos preveer el coste de estos. Respecto a factores externos, debemos tener en cuenta que edificios se encuentran cerca, o el tráfico que existe, para saber qué tipos de explosivos y que cantidad necesitamos.

Para la utilización de explosivos debemos conseguir los permisos requeridos con mucha antelación, aunque normalmente estas actuaciones las realizan empresas totalmente especializadas y estas deben contar con las autorizaciones que se requieren para la
ejecución de la actividad.

La excavación en roca depende básicamente de la dureza de la roca, si es blanda, es posible excavar con máquinas con martillos, pero si es dura sólo lograremos el trabajo mediante explosivos.

Terreno preparado para la cimentación

Una vez realizada la excavación según el método que necesitemos, se da paso a la labor de cimentación. La cimentación consiste en preparar la estructura necesaria para levantar la construcción pertinente.
Los movimientos de tierra son labores que requieren de una maquinaria especializada y empresas cualificadas como AUCASA.

Si deseas ver una muestra de nuestras obras puedes hacerlo pinchando aquí y también puedes conocer nuestra gran flota de transporte y movimiento de tierras haciendo click en este enlace.

Si tiene cualquier duda sobre el proceso o quieres saber más sobre nuestra actividad, puedes contactar con nosotros en nuestra página de Facebook o en la sección de contacto de esta página web.

Share this post

webadm

Related Articles